Planes de pago

¿Tiene seguro o no?

Si no está usando seguro médico, se requiere de un depósito de $500 a su primera visita después de la consulta gratis.  La balanza se divide por los meses que quedan en el embarazo y se paga mensualmente hasta las 36 semanas de embarazo (cuatro semanas antes de su fecha probable de parto).  Aceptamos pago en efectivo, cheques, tarjetas de crédito, y las tarjetas de Health Savings Account (HSA)  y Flexible Spending Account (FSA).  Por hecho de que lo paga todo de antemano, no tenemos problema de colección, y juntamos los servicios en un paquete conveniente y le ofrecemos un descuento enorme.  Todos los precios que ves en este sitio so los precios de pre-pago.   Si usted asiste a la atención prenatal sólo el pago es por cada visita, producto o servicio (por ejemplo,  análisis de laboratorio) se debe efectuar al momento del servicio.


Aceptamos pago por seguro médico.  Intentaremos verificar el pago probable al comienzo, per no podemos pedir pago de la compañía hasta después del parto.  Ya que no se paga de adelantado, y porque nos cuesta bastante tiempo y dinero preparar y completar reclamaciones del seguro, esperamos pago de nuestros precios normales, no los precios descontados por pagar de adelantado.   Como una protección para usted, se requiere que pague un depósito igual al precio del pago de adelantado para todos los servicios que pides.  Ese depósito se debe pagar de acuerdo de el plan de pagos descrito arriba.  Cuando recibimos el pago de la compañía, le devolveremos el depósito hasta la cantidad que fue reembolsado por el seguro.


Si no le sirve

Si tiene cualquier  problema en completar el plan de pagos a tiempo, por favor llámenos lo más antes posible.  Trataremos arreglar algo que le funcione.  Lo más antes que nos llame, lo mejor posibilidad haya que le podamos ayudar. 

De a poco...

"El gozo fue que sabíamos exactamente los que nos iba a costar de antemano, y terminamos de pagar antes de la fecha de cumplir.  No pasé ni un momento del trabajo de parto  preocupándome de cuentas que iban a llegar por correo por meses después, o de no saber el total, o en cuándo iba a recibir la cuenta final. Así pasó con mi último bebé, y no nos gustó para nada ."

- JG 2016